También

Gladiolos


Gladiolos


Los gladiolos se usan principalmente en bordes mixtos y son apreciados por sus flores, que son muy adecuadas para cortar. Los bulbos de tubérculos adoran el suelo fértil y bien drenado, en un lugar soleado, en el que deben plantarse en la temporada de primavera a una profundidad de 15 cm por encima de una capa de arena drenante. Prepare el suelo lo antes posible, enterrando el estiércol maduro, luego extienda el tiempo de siembra a intervalos de 15 días para obtener flores continuas. Espere a que aparezcan los brotes para eliminar las malas hierbas, luego, cuando aparezca la primera flor, córtela dejando al menos 4 hojas intactas. Luego recoge los tubérculos cuando las hojas comiencen a ponerse amarillas, en octubre. Deben limpiarse y almacenarse en un lugar seco y bien ventilado, en bandejas o cajas, lejos del frío. En este punto, puede proceder a separar los bulbos jóvenes de los bulbos de tubérculos más viejos, descartando aquellos en mal estado, y este es el método habitual de multiplicación, después de la siembra. Para la fertilización, use fertilizantes con un alto contenido de potasio, que deben aplicarse cada 10-14 días cuando las orejas son un tercio de su desarrollo. Además, el riego deberá realizarse solo en un segundo momento, a las 5-6 semanas desde la siembra, para luego aumentar la abundancia con la estación cálida.

Vídeo: Cultivo y Cuidados de los Gladiolos Cómo Recoger o Recolectar sus Bulbos Huerto Urbano Luis Servia (Septiembre 2020).