También

Limpieza del césped y desmalezado


Limpieza del césped y desmalezado


Una de las primeras fases de preparación del suelo en el que se sembrará la superficie cubierta de hierba es la limpieza de la superficie, siempre útil para eliminar todo lo que pueda crear problemas en el procesamiento, como madera, piedras y agregados de diversos tipos. Un primer paso es eliminar la vegetación preexistente, una operación necesaria cuando cubre el suelo abundantemente o cuando no es del tipo deseado. Si se trata predominantemente de vegetación herbácea, recomendamos utilizar la trituración, que evita la recolección y eliminación de residuos de plantas y permite que la sustancia orgánica se reintegra al suelo. Si, en cambio, tratamos con esencias perennes, es posible llevar a cabo un desmalezado completo con productos químicos con acción sistémica. En el caso, en lugar de una vegetación más consistente, con mucho material lignífero, procederemos a la erradicación de la parte aérea y la parte subterránea. Para eliminar finalmente, los árboles ya existentes, lo ideal sería recurrir a la eliminación completa con una buena parte de las raíces: de esta manera será posible mudarse a otra casa, prestando atención al período vegetativo. Por último, la atención fundamental consiste en eliminar del suelo todos los residuos leñosos como tocones, ramas y troncos: esto evitará que su descomposición favorezca el desarrollo de basidiomigéticos que con el tiempo crean irregularidades en el suelo.