Muebles de jardin

Salones al aire libre


Salones al aire libre


Cuando hablamos de salas de estar, tendemos a pensar en amueblar el interior de nuestra casa. En realidad, la sala de estar es un elemento fundamental también para muebles de exterior, especialmente si tiene un bonito jardín a su disposición. La sala de estar ayuda a que el entorno sea más acogedor, familiar y envolvente. Por lo general, en la sala de estar, toda la familia se reúne en momentos de relajación o se reúne con amigos para compartir juntos momentos de serenidad.
En el mercado es posible encontrar diferentes tipos de salas de estar, con diferentes composiciones y materiales. Al elegirlo, es muy importante tener en cuenta que nuestra sala de estar estará expuesta a agentes atmosféricos externos, por lo que es esencial elegir materiales resistentes y fácilmente lavables. Si el tiempo disponible para el mantenimiento es limitado, el consejo es avanzar hacia materiales que no requieran atención especial, por ejemplo, aluminio o fibra sintética.
Al elegir el tipo de sala de estar, es posible optar por un diseño que refleje el tipo de muebles en su hogar o puede orientarse hacia una opción completamente diferente, diversificando el estilo entre el ambiente externo y el ambiente interno. Con la presencia de un bonito salón en el exterior, será posible hacer del área del jardín una parte integral de nuestro hogar.

Elección de tipo




La sala de estar al aire libre es uno de esos elementos con los que puedes jugar principalmente con las composiciones, incluso porque generalmente en el exterior siempre tienes disponible un espacio más amplio y más libre que el interno.
La tipología de la sala de estar, por lo tanto, el diseño y la composición, darán una fuerte impresión a su propio jardín, por lo que es necesario prestar especial atención a la elección. Las propuestas que están en el mercado son múltiples; Puede optar por la composición clásica con sillones y mesa, o por una opción más moderna con elementos con formas más particulares. Un tipo que se adapta bien a cualquier entorno y que logra darle un toque de modernidad al hogar es el puf. Elementos cuadrados y esenciales, utilizables tanto como sillas como mesas pequeñas para una composición muy libre que se adapta a todas las necesidades del momento.
Si elige una opción más clásica con una mesa y sillones pequeños, es bueno diferenciar los asientos, alternando uno, dos y tres asientos de acuerdo con el espacio disponible.
Para una opción más romántica, dándole a su jardín un aura de cuento de hadas, puede optar por sofás con dosel. La estructura tiene un impacto significativo en el entorno, por lo que es bueno aclarar la composición con cortinas de luz y telas suaves.

Selección de material




Al elegir el tipo, clásico o moderno, es esencial detenerse en la elección del material, un elemento fundamental para que nuestra sala de estar al aire libre dure sin cambios con el tiempo. Algunos materiales son más delicados, por ejemplo, la madera, si le gusta el tipo es posible tratarlo con resinas especiales que lo hacen repelente al agua y más resistente al mal tiempo.
Un material que se usa ampliamente para ambientes al aire libre es el ratán sintético; Es un material robusto y lavable que dura sin cambios durante muchos años. El ratán también combina bien con otros materiales, por ejemplo con aluminio, otro material robusto y fácil de mantener. Gracias a esta combinación, será posible tener un mobiliario resistente pero al mismo tiempo lo suficientemente ligero como para moverse.
En los tipos más modernos, se pueden elegir telas. Si elige los pufs, es importante asegurarse de que el material sea removible y repelente al agua. La fibra de algodón es muy popular para el aire libre, ya que es un material natural pero al mismo tiempo particularmente resistente y fácil de mantener.
Para las mesas es posible elegir entre diferentes tipos de revestimientos. En muebles clásicos, una cubierta seguramente efectiva es la que prevé mosaicos o incrustaciones de piedra natural pulida en la superficie de soporte.
Además de las telas, no se debe subestimar la estructura de los diversos elementos que componen la sala de estar. Puede optar por madera tratada, con un aspecto natural y muy rural, o por un material con una apariencia más moderna, ligera y fácil de mantener, como el aluminio o el acero inoxidable. Para un mueble esencial, casi espartano, puede elegir una estructura de hierro sólido, alternando con asientos transparentes en tela suave.
Para los amantes de los materiales naturales, la teca es una solución muy apreciada. La teca es una madera tropical, ampliamente utilizada en muebles de exterior gracias a su particular resistencia. Es una madera muy resistente pero al mismo tiempo fácil de trabajar, por lo que se presta bien tanto para muebles clásicos como para elementos de diseño más particulares.

Elección de colores.




El color es el elemento que completa la decoración. Debe elegirse con mucho cuidado teniendo ideas claras sobre el tipo de muebles de exterior que tiene la intención de insertar. Es posible optar por colores neutros y, por lo tanto, combinarse con los elementos circundantes o con colores totalmente diferentes. Para muebles clásicos, generalmente es aconsejable permanecer en tonos neutros para que los elementos de decoración se mezclen con el entorno. Si, por otro lado, la elección involucra muebles de diseño con una impresión moderna, es posible optar por colores más llamativos para crear una ruptura clara entre el elemento de decoración y el entorno circundante.
Volviendo a la composición de la sala de estar con los pufs, es posible jugar con los colores, creando interesantes combinaciones de colores.

Salones al aire libre: mantenimiento


Los materiales elegidos para el mobiliario exterior son siempre específicos, repelentes al agua, lavables y muy robustos. Sin embargo, es necesario hacer algunos ajustes para que los muebles duren el mayor tiempo posible. En general, se recomienda no exponer la sala de estar u otros elementos del jardín bajo la luz solar directa; mejor repararlos con techo. En caso de lluvia, es una buena idea recoger elementos de tela, como cojines. Para la limpieza siempre es recomendable no utilizar productos químicos demasiado agresivos, la mayoría de las veces puede evitar la suciedad con un paño de microfibra empapado en agua.
Una sala de estar al aire libre puede ser más o menos voluminosa; Durante la elección, es importante tener en cuenta que estos muebles deben almacenarse durante el período de invierno. Por lo tanto, es de fundamental importancia tener un garaje o un lugar seguro donde colocar los muebles sin que estos se vean demasiado afectados por la humedad y las temperaturas mínimas.

Vídeo: local eventos al Aire Libre (Abril 2020).