+
Plantas de apartamentos

El cultivo de jengibre.


Cultivar jengibre


El cultivo de jengibre oficial, lo que comúnmente encontramos en el mercado, no es difícil, siempre que las condiciones climáticas tropicales estén garantizadas en cada estación.
Señalamos que otra especie, la zingiber mioga, es más asequible para todos, siendo mucho más rústica. Es una planta interesante por sus usos alimenticios, pero también por la belleza de las hojas y las flores.

Cultivo de jengibre oficial


Como tropical, requiere climas cálidos y alta humedad: podemos reproducir estas condiciones cultivándolas en macetas.
Clima, exposición, riego.
Para lograr un buen desarrollo tendremos que garantizar una exposición extremadamente brillante. La luz directa es bien tolerada, pero es mejor limitarla a las horas de la mañana, especialmente en verano.
El jengibre no es absolutamente rústico: el crecimiento vegetativo se detiene tan pronto como cae por debajo de 20 ° C y por debajo de 18 ° C se produce el primer daño. Idealmente, siempre tendremos que permanecer entre 20 y 25 ° C. También es muy importante garantizar un buen nivel de humedad ambiental al vaporizar las hojas o al usar aparatos eléctricos especiales.
Frecuentamos, pero evitamos absolutamente dejar el suelo húmedo por mucho tiempo.

Donde guardar la planta de jengibre



La planta de jengibre se puede mantener en el interior durante todo el año, en una habitación que siempre está climatizada y con grandes ventanas orientadas al sur. De junio a principios de septiembre, es posible sacarla al exterior, incluso a la luz solar directa (exponiéndola gradualmente), pero siempre garantizando Alta humedad.

Contenedor y sustrato


Su raíz es un rizoma que se desarrolla principalmente horizontalmente. Para evitar intervenir con demasiada frecuencia en las divisiones y obtener porciones grandes, recomendamos elegir un recipiente de tazón, de al menos 40 cm de ancho y aproximadamente 35 cm de profundidad.
El sustrato debe ser rico, pero también garantizar un drenaje perfecto: podemos obtenerlo mezclando tierra de la hoja (o para acidófila) y arena de río en partes iguales, y luego agregando un poco de estiércol de harina. Es muy importante crear una capa gruesa de cuentas de arcilla en la parte inferior.

¿Cómo obtener una plántula de jengibre?



Las plantas se pueden obtener de una raíz fresca comprada. Recomendamos elegir un producto orgánico: normalmente no se tratan con agentes germinantes. Podemos comenzar en cualquier época del año, incluso el ideal va desde finales de invierno hasta mediados de primavera.
Colocamos nuestro rizoma "suspendido" en un recipiente (podemos perforarlo con largos palillos de dientes); llénalo con agua para que alcance aproximadamente la mitad de la raíz. Traemos un área brillante y reemplazamos el agua cada 2 días. En poco tiempo se emiten radículas verticales: luego podemos movernos en la maceta con el suelo.

Plagas y enfermedades


Es bastante resistente, pero en el interior puede ser atacado por la cochinilla: ante los primeros signos de infestación intervenimos eliminando los insectos, ayudándonos con los bastoncillos de algodón empapados en alcohol.

Cosecha de jengibre



Cuando se cultiva en las condiciones adecuadas, el jengibre crece bastante rápido. La cosecha ya puede tener lugar entre 8 y 10 meses después de la siembra. Para estar seguros de que es el momento adecuado, esperamos que las hojas y los tallos se vuelvan completamente amarillentos. Luego podemos extraer todo, insertando solo una porción en el frasco para el año siguiente.
Los amantes de los sabores más delicados pueden optar por cosechar las raíces temprano, ya 6 meses después de la siembra (alrededor de agosto-septiembre). Las notas especiadas se atenuarán a favor de los cítricos y los frescos.

¿Cómo mantener raíces frescas?


El máximo sabor y virtudes medicinales se encuentran en el primer mes de cosecha. Las raíces frescas se pueden mantener en la nevera durante aproximadamente un mes: siempre verifique, antes del consumo, que no hay podredumbres (en este caso, retiramos cuidadosamente la pieza). Recomendamos colocarlos en un frasco de vidrio junto con papel de cocina (que absorberá la humedad excesiva). Evitamos el compartimento de verduras en su lugar.
Si queremos aprovechar nuestras raíces por más tiempo (aproximadamente 6 meses), es bueno usar la congelación. Por lo tanto, recomendamos cortarlo en trozos pequeños y colocarlo en bolsas cerradas, de las cuales habremos eliminado el aire tanto como sea posible. Aún mejor es la congelación dentro de las bolsas de vacío.
En el momento del uso, es bueno rallar la raíz aún congelada e inmediatamente colocar en el congelador cuánto queda. Una vez descongelado, de hecho, será demasiado blando para seguir usándolo.

El cultivo de jengibre: cómo secar el jengibre



Una buena alternativa es el secado: tenga en cuenta, sin embargo, que las notas cítricas y afrutadas se perderán, mientras que la nota picante se concentrará. Recomendamos cortar las raíces en rodajas finas y colocarlas en un horno ventilado a aproximadamente 60 ° C, hasta que estén completamente deshidratadas. Alternativamente, el equipo de secado apropiado es excelente. Al final podremos pulverizar con un molinillo y mantenerlo durante mucho tiempo en un recipiente hermético, en la oscuridad y en el fresco.