Jardín

Fotinia


Cómo regar


En cuanto a la humectación Fotinia, es necesario tener en cuenta la edad de la planta, ya que la frecuencia de riego varía. Cuando Fotinia aún es joven, es bueno regar aproximadamente una vez cada 10 o 15 días. Cuando la planta crece, las humectaciones se diluyen hasta que pueden irrigar solo una vez al mes, a menos que ya hayan llovido. Es bueno no exceder la cantidad de agua suministrada a Fotinia porque teme particularmente la formación de estancamiento del agua. De hecho, la humectación excesiva tiende a sumergir y asfixiar las raíces, causando la consiguiente pudrición de la raíz que también conduce a la muerte de la planta misma. En cuanto al tipo de agua que se utilizará en los baños, el Fotinia no muestra ninguna necesidad particular.

Cómo curarlo



La Fotinia prefiere una exposición directa al sol para producir una floración abundante. Por lo tanto, es bueno elegir un lugar donde la planta pueda disfrutar de la luz solar durante al menos 6 horas al día. En cuanto a las temperaturas, la Fotinia es una planta muy resistente que puede resistir bien tanto a los climas más fríos como a los más cálidos y bochornosos. En invierno, se recomienda hacer un mantillo a base de hojas secas y paja para proteger a Fotinia de cualquier helada que no pueda soportar. Para la poda, es aconsejable proceder hacia finales de mayo para eliminar las flores marchitas y acortar las ramas que han crecido particularmente. Sin embargo, la poda de Fotinia no es esencial y también es posible dejar intacto su follaje que será más bien redondeado.

Cómo fertilizar



En lo que respecta a las fertilizaciones Fotinia, es necesario proceder solo durante su período vegetativo. Si la planta se cultiva en el suelo, es necesario esparcir a sus pies un fertilizante granular de liberación lenta, mientras que si Fotinia se cultiva en una maceta, es necesario usar fertilizante líquido. En este caso, el fertilizante se diluirá con el agua de riego en dosis ligeramente más bajas que las indicadas en el paquete. Es bueno que el fertilizante, tanto granular como líquido, contenga las tres sustancias químicas fundamentales como: nitrógeno, fósforo y potasio. El suelo más adecuado para el cultivo de Fotinia debe ser suave y con buen drenaje. La planta teme la pudrición de la raíz y, por lo tanto, agregar el sustrato de arena solo puede ayudar a nuestra Fotinia.

Fotinia: enfermedades



Fotinia es una planta que apenas es atacada por insectos y parásitos. En raras ocasiones, podría estar infestada de cochinilla, que se presenta en forma de manchas blancas y polvorientas que se pueden quitar mediante el uso de un algodón empapado en alcohol. Para evitar una posible infestación por parásitos, es recomendable llevar a cabo un tratamiento insecticida preliminar y de amplio espectro hacia fines del invierno. Sin embargo, Fotinia teme las enfermedades causadas por un cultivo deficiente. Principalmente, la planta podría sufrir un estancamiento del agua si se riega en exceso. Estos estancamientos causan la inmersión y la asfixia de las raíces, así como la consiguiente pudrición de la raíz que lleva a la planta a la muerte en poco tiempo. Es esencial revisar el suelo antes de hacer otra humectación.