Jardín

Gladiolos


Cuando y como regar


Los gladiolos son plantas herbáceas con una raíz bulbosa, florecen desde mediados de la primavera hasta el final del verano. Las hojas recuerdan nada menos que una "espada romana corta". La planta de gladiolo es bastante desnuda en la parte inferior, pero se vuelve rica y hermosa en la parte superior, donde las corolas grandes y coloridas se agrupan en espigas. Las flores a veces tienen diferentes aspectos y colores, ya que son variedades híbridas de plantas, obtenidas a través de cruces entre diferentes especies. El riego debe ser discreto, un poco más abundante durante los períodos cálidos y durante la floración. Para hacer que la planta sea más robusta y exuberante, se pueden agregar fertilizantes líquidos mineralizados a los riegos comunes, que promueven aún más el desarrollo de los cormos y prolongan el estado de floración.

Cultivo y cuidado



Los gladiolos crecen agradablemente en todo tipo de suelos, aunque prefieren un suelo blando y neutro, con buen drenaje y fertilizados adecuadamente con fertilizantes sólidos. El gladiolo nace de un bulbo o tubérculo que generalmente está enterrado en febrero pero, para una floración posterior, se elige en abril o mayo. Se cavan surcos de 8-10 cm de profundidad si el suelo es pesado, si por el contrario es suave y suelto, los surcos deben tener al menos 12 cm de profundidad. Debe haber una distancia de al menos 15 cm entre una bombilla y la otra. Los gladiolos plantados para embellecer un macizo de flores se entierran en grupos de 6-7, mientras que si se usan como borde, se colocan en tiras. El crecimiento comienza inmediatamente después de la siembra y, cuanto más fértil sea el suelo y la zona soleada, más rápida será la vegetación y la floración será más rápida.

Cómo y cuándo fertilizar



Los gladiolos no necesitan atención particular, pero como florecen en julio, es necesario intervenir con fertilizantes adecuados para fortalecer la planta. El fertilizante puede ser de origen vegetal o animal. Antes de que la planta florezca, es necesario regarla con fertilizante líquido para las plantas bulbosas agregadas al agua. La operación debe realizarse cada quince días hasta que las flores exploten en toda su belleza, después de lo cual es suficiente para continuar con un riego normal. Si desea dejar las bombillas en el suelo, debe comprarlas para la "naturalización". En otoño, deben fertilizarse con un fertilizante con un bajo contenido de nitrógeno; de lo contrario, en verano, los bulbos deben extraerse del suelo, limpiarse y almacenarse hasta el otoño para replantarse más tarde.

Gladiolos: enfermedades y remedios



Los gladiolos son golpeados por una multitud de enfermedades, para evitar que la planta muera, es necesario observar cada uno de sus cambios cuidadosamente. Si en las hojas hay una mancha clara y oscura, se debe reducir el riego, se debe eliminar el estancamiento del agua y si la planta que habita en la casa ventila el ambiente. Los gladiolos también se ven afectados por la podredumbre del collar, causada por las altas temperaturas, acompañada de una alta humedad. Las hojas, por otro lado, son el blanco favorito del moho gris: un hongo que debe ser "contrastado" inmediatamente con productos exclusivos antes de que el daño ya no sea tratable. Las flores son golpeadas por una variedad de insectos tales como: araña roja, pulgones, moscas, sarna bacteriana, que se contrastan con pesticidas tan pronto como se nota su presencia.