+
También

Té de hierbas de jengibre


Jengibre, una planta extraordinaria conocida desde la antigüedad.


El jengibre es una planta que crece en climas tropicales y subtropicales. Muy extendido en el Este, hoy también se usa en países occidentales debido a sus propiedades beneficiosas. Los campos de aplicación van desde la medicina hasta la cocina. A pesar de estar en el centro de la antigua medicina india Ayurveda, los estudios de propiedad continúan. Un té de hierbas de jengibre, muy fácil de preparar, puede ser un remedio eficaz para muchos problemas corporales. Los problemas intestinales, el dolor articular, el dolor reumático, el dolor de muelas, la fiebre y el resfriado pueden ser una fuente de alivio. El jengibre se encuentra tanto fresco como seco o en polvo. Los herbolarios, supermercados y tiendas que venden productos exóticos lo distribuyen debido a su creciente popularidad. Sin embargo, a pesar de sus aplicaciones beneficiosas, no está exenta de contraindicaciones.

Té de hierbas con jengibre eficaz contra los resfriados



Los meses de invierno son aquellos en los que la incidencia de resfriados y gripe es mayor. Asistir a lugares abarrotados, de trabajo, estudio o comerciales expone al cuerpo al riesgo de contraer enfermedades. El frío reduce significativamente las defensas inmunes y surge la necesidad de ayudar a nuestro cuerpo a defenderse. Un té de hierbas de jengibre es un sistema de protección válido y efectivo. Las propiedades antibacterianas del jengibre contrarrestan la aparición de infecciones. En momentos de relajación en la tarde o noche, beber un té de jengibre es un hábito agradable que pronto hará sentir sus beneficios.Los ingredientes para el té de hierbas son: agua, jengibre y miel o azúcar. Lleve el agua a ebullición en la dosis deseada. Por lo general, 250 ml son suficientes para una taza. Apague e infunda el jengibre rallado durante unos 5 minutos. Colar y endulzar con miel o azúcar.

Té de jengibre contra problemas gástricos



El abdomen hinchado a menudo causa molestias en la vida cotidiana. Hábitos alimenticios incorrectos, días festivos y días festivos conducen a comer comidas sin reglas. La relajación nos lleva a comer más que la rutina diaria de trabajo. El estómago a menudo sufre de estos altibajos que destacan trastornos como la mala digestión, la flatulencia y el meteorismo. Un té de hierbas de jengibre puede regular fácilmente los procesos digestivos con la eliminación de gases intestinales. Se prepara hirviendo el agua e infundiendo algunas rodajas de jengibre frescas o secas durante aproximadamente 5 minutos. Agregar algunas semillas de hinojo o una hoja de menta ayuda al proceso digestivo. Colar y endulzar con poco azúcar. Sin embargo, no se recomienda el uso de jengibre en casos de úlceras y gastritis.

Jengibre para adelgazar



Consumir jengibre es una de las formas de perder peso rápidamente. Una de sus principales propiedades es acelerar el metabolismo. Gracias a esta característica, es un excelente adyuvante en las dietas para adelgazar. Un té de hierbas de jengibre o una raíz de masticación antes de las comidas aumenta la sensación de saciedad al reducir el hambre. Muy a menudo, los kilos de más se deben a la acumulación de líquidos en los tejidos. El jengibre estimula efectivamente la diuresis. Las calorías que produce son pequeñas, pero los beneficios son considerables. La ingesta calórica por 100 g de producto fresco es de 80 calorías, la dosis diaria para obtener resultados satisfactorios varía de 500 a 1500 mg. El té de hierbas de jengibre ideal es el que se obtiene al infundir rodajas de jengibre fresco y cáscara de limón en agua hirviendo durante unos minutos.