También

Decocción de ajo


Propiedad decocción de ajo


El ajo es una de las plantas más poderosas de la naturaleza; aparece como una planta herbácea perenne, lo que consumimos es el bulbo, que se encuentra bajo tierra. El ajo no necesita cuidados especiales, por lo que se puede plantar cómodamente en el jardín o en la terraza. La flor de ajo es particularmente hermosa, pero si tiene la intención de usar el bulbo, es bueno recogerlo antes de que florezca. El ajo es un poderoso antibiótico y antibacteriano natural, el único defecto es el olor fuerte y penetrante que a algunas personas les gusta, pero otras simplemente no pueden soportarlo. Además de ser ampliamente utilizado en la cocina para dar sabor a los platos típicos de la tradición mediterránea, el ajo siempre se ha utilizado en la medicina popular y el cuidado del jardín. Consumir ajo regularmente es, sin duda, un buen hábito, saludable para nuestro cuerpo.

Decocción de ajo como antibiótico.



Para beneficiarse completamente de los efectos saludables del ajo, un remedio muy poderoso es preparar la decocción de ajo. Lamentablemente el decocción de ajo no puede ser aromatizado, o si lo hace no ayudará mucho, el sabor del ajo es muy fuerte y tiende a cubrir cualquier otro sabor. Incluso si el decocción de ajo No es muy sabroso, pero es muy útil porque, gracias a la alicina y al apoeno, estimula el sistema inmunológico increíblemente. El ajo es entonces un antibiótico poderoso, la decocción de ajo es muy útil para combatir, entre otras cosas, la tos y la oclusión de las vías respiratorias, ayudando a disolver y expulsar el moco. Gracias a sus efectos bactericidas, la decocción del ajo es un remedio natural útil también para la eliminación de las lombrices intestinales, si se toma de manera regular y constante.

Insecticida de ajo orgánico decocción



La decocción de ajo se puede utilizar con éxito como insecticida para su jardín. Si los pulgones y los parásitos atormentan nuestros cultivos y árboles frutales, debemos tener mucho cuidado al usar insecticidas químicos porque incluso si funcionan muy bien, el cultivo puede verse comprometido, ya que no será posible consumir las frutas que han entrado en contacto con el insecticida La decocción de ajo puede resolver este problema, sin tener que renunciar a las frutas de temporada tan esperadas. Para la decocción del ajo como insecticida, todo lo que tenemos que hacer es poner 5 o 6 dientes de ajo en una olla de agua mediana y llevarla a ebullición; déjelo remojar todo durante unos diez minutos y ponga la decocción en remojo en un aerosol. Después de 24 horas, rociamos la decocción sobre las hojas de las plantas afectadas por los parásitos, repetimos este procedimiento todos los días y en poco tiempo los pulgones desaparecerán molestos por el olor a ajo.

Receta de decocción de ajo




En cuanto a la decocción de ajo para beber, la preparación es muy simple y se puede consumir varias veces al día. Todo lo que necesitamos es un diente de ajo y un limón (ambos sin tratar) y agua. Después de lavar el limón, colóquelo en una cacerola con agua, con cuidado de sumergirlo completamente en el mismo, y agregue el diente de ajo sin pelar. Lleve todo a ebullición a fuego medio y déjelo hervir durante unos 10 minutos, luego retire la sartén del fuego y filtre la infusión obtenida y está lista, según lo deseado, es posible agregar una cucharadita de miel. Si decidimos tomar la decocción de ajo porque tenemos fiebre, tos o algún otro virus, es bueno proceder con el consumo como si fuera un antibiótico real, entonces cada 4 horas y los beneficios no tardarán en llegar.